Siendo punteros, los hechos lo demuestran. Comentario

Hace ya tres años que empezamos con la práctica del Salvamento y Socorrismo, de la mano de Yayo Yanes, el cual nos dejó un subcampeonato de España juvenil y varios récords nacionales que no olvidaremos.

Sin embargo, como todo comienzo no fue fácil. En nuestra piscina municipal, la Acidalio Lorenzo, la cual compartimos con varios clubes no se podía hacer esta actividad. Es más, pese a tratar de practicarla en nuestros espacios y horarios, sin molestar a nadie y tratando de incluirla como una parte más del entrenamiento de la natación, había varios detractores que nos denunciaron al Organismo Autónomo de Deportes, “amigos” que siempre te sonríen con el puñal tras la espalda, y durante bastante tiempo se nos prohibió la práctica del salvamento, llegando incluso el personal de la instalación a “echarnos” del agua practicando esta modalidad.

Tras mucha lucha, reuniones, enfados e incertidumbres, el pasado año pudimos hacer “algo” de salvamento. Siempre con el miedo de que nos volvieran a caer encima, simplemente porque nos salíamos de lo convencional.

Desde hace un tiempo venimos observando que aquellos que nos denunciaban y nos impidieron la práctica del salvamento, ahora son los que tratan de implantarlo en sus clubes.

¿Hipocresía? No hombre, es que fuimos pioneros y ahora los demás se están modernizando. Nos alegramos de haber contribuido al crecimiento del deporte.

A %d blogueros les gusta esto: